Merece la pena - Chromecast o Fire TV con proyector: pareja perfecta [2020]

Chromecast o Fire TV con proyector: pareja perfecta [2020]

[Actualizado a 2020]

La popularización de los servicios de vídeo bajo demanda, como Netflix, Prime Video, HBO, Disney Plus…; han traído consigo la aparición de dispositivos de reproducción multimedia como Chromecast de Google o Fire TV Stick de Amazon. Después de cuatro años y tres versiones desde su lanzamiento, Google lo presentó en 2013, ha demostrado estar a la altura de las circunstancias.

Se estima que los de Mountain View han conseguido vender más de 30 millones de Chromecast, superando a AppleTV. Por tanto, la acogida del dispositivo ha sido muy positiva.

También hay que destacar la opción que nos presenta Amazon, más versátil que el Chromecast (puesto que lleva su propio mando). Se llama Fire TV Stick.

Chromecast o FireStick, llevando la Smart TV a todas las televisiones

Una de las fortalezas más importantes de Chromecast o Fire TV es poder transformar cualquier televisión con HDMI en una Smart TV a un coste muy bajo,  la versión estándar vale 39 €. Este hecho se ha convertido en uno de los principales motivos para adquirirlo. Es importante saber que existen en el mercado copias procedentes de Asia. Bajo nuestro punto de vista, no merece la pena comprar una copia china. Su funcionamiento es pésimo.

Si te decimos que tu Chromecast o Fire TV Stick tiene un tiempo de instalación de 5 minutos, estamos siendo conservadores. Basta con conectarlo al HDMI y USB que tienen la mayoría de los televisores. Con tu móvil y en unos pocos pasos, estará listo para funcionar.

Tu sala de proyección sin cables con Chromecast o FireStick

Personalmente, mi uso favorito para Chromecast ha sido instalar una sala de proyección en casa totalmente inalámbrica. Con la bajada de precios en los proyectores, decidí complementar mi salón con uno de ellos. Concretamente, adquirí el modelo CL720D en eBay. En un primer momento, para poder usarlo, tuve que llenar todo el salón de cables, para llevar vídeo hasta el proyector y para sacar el audio del mismo. Este modelo en particular sólo tiene un altavoz de pequeñas dimensiones, por lo que su uso normal está desaconsejado.

Una vez instalado el proyector, con sus cientos de cables, era urgente mejorar el sonido. Nada mejor que acudir a Amazon, me decidí por una barra de sonido Phillips. El precio estaba ajustado, tenía gran cantidad de comentarios positivos y grandes posibilidades de interconexión. Llegados a este punto, ya sacaba el audio desde el HDMI antes de llegar al proyector, quitando así la mitad de los cables. Para ello necesitas un extractor de audio HDMI. Su funcionamiento es sencillo, un cable HDMI desde un PC/Deco/HD Multimedia entra en el extractor de audio,  él se encarga de sacar el audio mediante cable óptico o un jack de 2,5″ y otro HDMI saldrá hasta tu TV/Proyector.

De esta manera conseguí ahorrarme una tirada de cable, pero no mi objetivo.  Fue en ese momento cuando decidí que merecía la pena comprar un Chromecast para mi salón. Conectándolo directamente al proyector, me he ahorrado todo el cable HDMI, estando listo en segundos para reproducir contenido de Netflix o de cualquiera de las plataformas compatibles con él.

Te preguntarás si he eliminado el cable HDMI, cómo consigo llevar el audio a la barra de sonido, sencillo, gracias a un transmisor bluetooth. Me decidí por Mpow. Según sea la conexión de tu proyector deberás elegir una u otra versión. Si la salida de audio es RCA (dos conectores redondos: rojo y blanco) o en su defecto minijack (el típico conector de auricular). He de admitir que en un primer momento temía por el retardo que podría tener, pero en este dispositivo en particular no es perceptible, siempre y cuando desactives el altavoz que incluye el proyector.

En definitiva, ahora en un instante ya tengo todo funcionando. Elijo en mi móvil lo que quiero ver en Netflix. Enciendo el proyector y pongo la barra de sonido en modo bluetooth. Tanto el transmisor bluetooth como el Chromecast/ Fire TV reposan sobre el proyector. El único cable que le llega es el de la corriente, que te será fácil esconder. El extractor de audio ya no es necesario, pero como mi televisión no tiene salida óptica, lo uso para llevar el audio desde la ella hasta la barra de sonido.

Comparte este artículo

¿Y tú que opinas?

comentarios

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto. Más información.

Cerrar